Jaque a los hurtos en el comercio mediante detectores de metales para Retail

La pérdida desconocida, procedente tanto del hurto interno como externo, provoca grandes pérdidas al comercio español. Algunas de las técnicas empleadas por los ladrones, como el uso de bolsas o mochilas forradas de aluminio, dificultan la actividad de los detectores antihurto. Sin embargo, la tecnología antihurto actual ya es capaz de detectar metales y evitar que los ladrones entren en un establecimiento con bolsos forrados de este metal.

El hurto es uno de los problemas más graves que sufre el comercio español en estos momentos. A la acusada contracción del consumo que los retailers han sufrido durante los últimos años hay que sumar las elevadas pérdidas económicas que producen los robos en comercios. Sus efectos indicen directamente en la competitividad de las empresas y en sus márgenes de beneficios, con pérdidas de en torno al 1% de la facturación anual.

Lamentablemente, el comercio español debe lidiar con una de las tasas de hurto más elevadas de Europa y del mundo. En concreto, España se encuentra en segunda posición en el ranking europeo y ocupa el quinto lugar del mundo en lo que a pérdida desconocida se refiere, según destaca un estudio elaborado por EY para Aecoc.

Las fórmulas para cometer estos robos son diversas, como también lo son los sistemas anti-hurto disponibles en el mercado. Una de las modalidades de robo que más se están extendiendo en el comercio español, tanto cuando nos referimos al hurto interno como al externo, es el realizado mediante elementos forrados de aluminio, bien sean bolsas, mochilas, cazadoras, etc. Esta técnica es ampliamente utilizada porque el aluminio ejerce como material que apantalla las etiquetas antihurto.

Ante este problema, la compañía International Safety Center lanza al mercado internacional el primer detecta metales para retail. Este aparato completa el sistema antihurto existente y permite evitar la entrada al establecimiento de personas que porten cualquier tipo de elemento forrado en aluminio.

Esta tecnología avisa al comerciante emitiendo una señal sonora y luminosa de aviso. Además, el detecta metales de International Safety Center es capaz de discriminar los carros metálicos, lo que supone una importante ayuda en las grandes superficies, donde los clientes entran en el establecimiento comercial con carritos de la compra que incluyen parte metálicas lo que daría lugar a falsas alarmas.

Leave a Comment

Your email address will not be published.